sábado, 27 de febrero de 2010

EL DEL MEDIO DE LOS CHICHOS

Pues nada, que ayer venía de san ciprián (un pueblo de aqui cerquita)que había quedado a tomar algo, y ya eran casi la una de la mañana que al final me lié, que estaba alli genial, con buena compañía y muchas risas, y en la radio, al volver, la canción de estopa a todo volumen. Mi última adquisición. Y mi minimelena al viento cantando a pleno pulmón. Pensando que bien podría ser yo ahora mismo " el del medio de los chichos" porque mi peluquera me ha dicho que hasta que no me crezca un poco el pelo estas greñas no tienen remedio. Y venía sonriendo de tal ocurrencia, y tarareando la canción sin parar. Conocí a gente nueva (gracias susana) y la verdad que muy agradables, y muy majos, y pasamos muy buen rato. Y vino tras vino, o cerveza tras cerveza ( yo no que tenía que conducir,que seapais que más de dos mostos seguidos producen tontuna, el exceso de azúcar quizás jajaj) alli estuvimos hablando de un montón de cosas. He quedado en volver para la fiesta del erizo, que resulta que he descubierto que los erizos se comen, las púas no, claro. (Y hasta hay croquetas de erizo,para flipar!) Y también en hacer una escapada para conocer san ciprian de día, y dar un paseo hasta el faro. Es un pueblo muy bonito.

Hoy tengo guardia, y han dicho por la tele que el ciclón "cinthia" llegará por aqui sobre la una del mediodía. Y yo sin linterna ni nada que se le parezca. Habrá que esperar porque los de la tele a veces parecen abducidos por fantasmas catastrofistas. Lo mismo lo de la alerta roja se queda en nada. En fin, que si mañana estoy de vuelta, y no he volado, o he volado y me he dado tes vueltas sobre mi misma y he regresado, estaré aqui para contarlo de nuevo. De momento, me preocupa más el ataque de pánico que sufrirá tita si al final hay un tifón de verdad, que el mismo tifón. Y sola en casa además, pobriña. Y eso que me molaría ver (desde lejos y bien resguardada claro) un ciclón de esos que parecen embudos en el cielo. Lo que más miedo me da es la guardia que podemos tener, si al final se caen los árboles, se va la luz y cosas así, como pasó hace unos meses. Pero tendremos que estar al pie del cañon. De momento son las once y media de la mañana, he amanecido hace bien poco, me he zampado un café y unos sobaos, y llueve. Pero llueve poco, ni rastro del tifón, o ciclón, o como se llame. He oido que lo han llamado Ciclogenésis explosiva???? ala! venga a dar animos al personal! eso son perspectivas positivas de las cosas. Jolín.

Volviendo a los chichos, y para terminar, que voy con poco tiempo antes de la guardia,´que me encantó escuchar esa canción ayer mientras conducía, porque el rollito rumbita me dió animos. Y es curioso como la música puede transmitirte tantas cosas, tantos recuerdos, como puede hacerte pensar en alguien, o convertirse en un grito de guerra, como puede ser testigo del principio de algo, o como puede ponerle el punto y final a una historia, como puede darte serenidad, o revolucionarte por dentro. Momentos, momentazos, promesas, personas y hasta sentimientos. Todo ello aderezado con unos buenos acordes y la mezcla ideal para empezar a funcionar. No podría vivir sin música, o seguramente podría vivir, pero mi vida sería mucho más gris. Cada persona, cada momento especial de mi vida, cada experiencia, tienen su canción reservada en mi discografía de pequeños o grandes momentos. La banda sonora de la vida, de mi vida. De momento me quedo con una canción que sonó ayer en uno de los bares, que me hizo remover por dentro, y como no, con " el del medio de los chichos" un punto cañero y macarrilla para empezar el día con una sonrisa,y que vengan todos los ciclones que quieran, que a mi me cogerán con el MP3!

No hay comentarios:

Publicar un comentario