jueves, 25 de febrero de 2010

ELECTROENCEFALOGRAMA PLANO

Me encantan los momentos en los que me limito a no hacer nada. Y ayer y antes de ayer tuve guardias asi que hoy mi actividad física y neuronal se reducirán a una linea uniforme y plana. Puede sonar extraño, pero a mi me gusta no hacer nada. Para muchos serán días o momentos vacíos, pero para mi no lo son, al contrario, son días geniales, ya me gustaría que todos fuesen así.Yo estoy deseando siempre que lleguen esas noches en las que pienso: " mañana me toca de tarea no hacer nada" y me duermo más feliz que un regaliz, porque no lo voy a negar, soy del género vago. Y qué?
No me gusta la dinámica vital en las que nos estamos metiendo de cabeza, casi sin darnos cuenta, en la que todos tenemos que ser siempre los mejores en algo, lo más. El más trabajador, el más sufridor, el más activo, el más dinámico, el que más dinero tiene, o el que más lo aparenta, el más delgado, el más guapo, el más moreno, el más divertido, el más todo ( y hablo en masculino porque hablo en genérico).
A mi me basta y me sobra ganarme mis lentejas de una manera honrada, haciendo lo que sé hacer, y tratando de aportarle algo al mundo. Ser capaz de vivir por mi misma, y de tener mis perrillas a fin de mes.Incluso los momentos de ocio, me gusta que sean apacibles, las mejores vacaciones que pueden existir desde mi punto de vista,una semana en Benidorm, tumbada al sol, leyendo revistas de motos, jugando a las palas, y tostandome vuelta y vuelta,( las vacaciones de mi infancia, que buenos recuerdos me traen) coca-cola en una una terracita de verano ,mucho calor y mucho sol. También me gustan mucho los momentos tranquilos con mi gente, un café a media tarde, el zumo de bote, el café y las magdalenas del desayuno, ver una peli, e incluso partirme de risa con los programas de la tele. (Si,lo confieso, veo gran hermano) me encanta la ducha de agua hirviendo justo antes de irme a dormir, y abrir los ojos por las mañanas y ver que son pasadas las once. Me encanta ir al supermercado y empujar el carro, me gusta llenarlo con todo lo que me gusta sin pensar que es lo que voy a comer mañana. Hasta sonrio cuando llego a casa y compruebo que a pesar de haber pasado un buen rato en el eroski no se me ocurre que cenar. Me gusta dormir la siesta con tita, y hasta ser su almohada favorita. Me gusta tener el apartamento revuelto, y vivir en el desorden. Me gusta leer y quedar con amigos. Me gustan las motos, la música, el cine y el fútbol.
Pero lo que más me gusta, sin duda, es reconocerlo.
Y es que puede dar la impresión de que si no tienes una vida llena de cosas, de momentos y de actividades, tu vida no es nada apasionante. Da la impresión de que si no tienes una vida "perfecta" tienes poco menos que nada. Y digo yo, que tantos esfuerzos tendrán alguna utilidad?
Ayer, volvía de un aviso en la ambulancia,y estaba super dormida, la noche había sido movida en la guardia y no había pegado ojo, total que no me estaba enterando de nada de lo que me estaba contando el chico que conducía la ambulancia, y le dije que no le podía seguir el hilo porque estaba empanadísima. A lo que el me respondió " es el mejor estado mental que existe" Estallamos en carcajada, y la verdad que me dejó pensando. Pues sí. Y por que no?? lo que me hace volver a pensar, de nuevo, que soy del género vago. Y no lo veo como un defecto, ni como una debilidad, ni como algo abominable,no tengo altas expectativas ni de mi,ni de lo que puede llegar a ser mi vida, me limito a vivirla.Y me parece una manera de ser y estar en el mundo que para mi es " perfecta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario