lunes, 8 de marzo de 2010

LA MAGIA DE LOS EQUINODERMOS

Y es que desde que me enteré que los erizos pertencen a dicha familia del reino animal, ya nada es lo mismo. Porque hay erizos y erizos, y resulta que los de san ciprian, tienen un sabor especial,dificil de definir,que hizo que la noche de la fiesta de los erizos al final resultase una noche para no olvidar. Yo que estaba advertida de su sabor a yodo y a sal marina, y mirame ahora, que podría repetir sin cansarme!! La magia de los equinodernos. ;-)
Creo que a primeros de abril hay otra fiesta alli, la del mejillón. Y si mi calendario de guardias me deja alli estaré! Un tributo a todos los mariscos del mundo, que resulta que vienen cargados de momentos increibles, complicidad, sonrisas y encuentros. Vivan los percebes y demás productos marinos!

Ayer guardia de veinticuatro horas, y no se me hizo difícil de llevar, al contrario, tenía plantada una sonrisa en la boca desde primeras horas y me acompaño todo el día. Voy notando el maratón de guardias, pero mientras estoy descansando un poco antes de volver a trabajar, pienso que no me pesa.
Esta noche, en la guardia, dormí en un sillon de la sala de estar, tapada con una manta que casi ni se me veía, tanto, que cuando vino el celador a buscarme para una urgencia, ni yo misma me encontraba debajo de tanta lana. Tenía enroscada la manta en los pies y me tropece al levantarme, me llevé por delante una mesa, y al ajo, que me acompañaba cual libro de mesilla de noche, y que se fue rodando al suelo! Lo he recuperado sano y salvo y lo he guardado de nuevo en la taquilla a la espera de ser rescatado para la guardia de esta tarde, pero miedo me da que el golpe haya dado la vuelta al conjuro!
No dormi en la cama porque la médico residente que estaba ayer conmigo, nos dío la buena noticia, a primera hora de la tarde, de que está embarazada, y la cedí mi cama gustosamente por la noche para que durmiera bien. Un embarazo es un embarazo! Y no había cama para todos! y yo, cinéfila no recuperable, me tengo muy metido en la cabeza eso de " las embarazadas y los niños primero", que si sale en todas las pelis, digo yo que será porque es algo importante.
Traslado al hospital en ambulancia a las tres de la mañana y yo que llegué con el estómago de media vuelta, que el velocimetro llego a los 160 km/hora, y con tanta curva yo ya no sabía si el suelo estaba bajo mis pies, o estaba dandome una vuelta en una noria. Una locura. Y no me canso de repetirlo. Creo que no merecen la pena los traslados asi, que para ir tan rápido ya están los aviones...y las autovías?
Volvía con cara de pánico, y el estómago tres pisos mas arriba, y al echarme en el sillón de nuevo me quede dormida abrazada a la almohada. Una costumbre que he adquirido recientemente, y que me encanta, una noche no es la misma noche con abrazo-almohada que sin el.
En el ordenador " lover why" de Jonh Wesley. Temazoooooooo! Música eurodance de los noventa, y esta canción, y solo esta, entre miles de temas discotequeros,que combina a la perfeccion mi punto macarrilla con mi lado más sensible. Ese que hace que a pesar de tener tintados los cristales de mi opel, pueda emocionarme de tal manera, que sienta un cosquilleo aqui dentro cada vez que algo me da la vuelta. Con esta canción me desarmo. Y si no me creeis escucharla, ponerle un nombre, y hacer la prueba. A mi, en esta mañana lluviosa, me transmite ilusión y me traslada a algún punto secreto y escondido de aqui dentro, que hace que me vuelva a abrazar a mi almohada un ratito más, antes de irme a la ducha y empezar a rodar, en este nuevo dia! :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario