sábado, 20 de marzo de 2010

PODEROSO CABALLERO

Es don dinero. Al menos para muchos. Y no puedo evitar sentir cierta lástima al comprobarlo. En una tertulia de sobre e intra mesa ayer, aún no sé por qué, salió el tema de las clases sociales, el status económico y demás. Al menos salió un tema, y eso ya es un logro según en que caso, pero la verdad que la conversación me puso un punto de mal rollo. Quizás porque mi manera de mirar las cosas es totalmente opuesta.Y quizás es tan sencilla, que podría resumirla en una sola frase, " no pretendo ser la más rica del cementerio".
No creo que el valor de una persona pueda medirse en función de lo que tiene, o en función de lo que aparenta, no creo que tener más o menos dinero pueda dar la felicidad, no creo que dedicarse a una cosa o a otra defina para nada a alguien, y no creo, que lo esencial de la vida se resuma en eso.
Pasé muchos años de mi vida haciendo un voluntariado de caritas en una casa de acogida de enfermos de sida en Salamanca. Personas sin medios, sin recursos, y marginados socialmente. Y la experiencia me enriqueció tanto a nivel personal que volveria a repetirlo con los ojos cerrados a pesar de saber que a muchos de mi alrededor, no les hacía gracia la idea de que me pasara todas las tardes de los sábados volcada en la tarea de escuchar, compartir, y ayudar. Limpiandoles la casa, ayudando en la cocina, dando la comida a todos los que estaban encamados y no podían moverse, aseandolos, curandolos las heridas, preparandoles la medicación, y viendo peliculas con ellos.Compartiendo música y experiencias, cafés y tardes lluviosas, paseos por el puente romano y cogiéndoles la mano cuando estaban a punto de morir. Lo curioso del caso es que yo no les di nada, en comparación a o que ellos me dieron a mi. Y se supone, y repito, se "supone" que eran ellos los que no tenían nada.

En lo material, y enlazando con el tema de la entrada, me gusta compartir lo poco o lo mucho que pueda tener. Me gusta poder vivir experiencias con las personas que quiero, y no me duele el bolsillo por cada momento compartido y por cada experiencia vivida. Mi manera de mirar las cosas es esta. Si puedo ayudar, ayudo. Si puedo aportar, aporto, si puedo regalar, regalo, si puedo crear o inventar momentos y oportunidades para mi y para los demás, lo hago, sin mirar la visa, y sin mirar los esfuerzos. Me gano honradamente mis lentejas, como muchos. Y disfruto de corazón,cuando encuentro algo que aportar. Cuando puedo compartir.

Acabo de volver de Salamanca, y Carmen hoy ha sonreido. A mi hermana se le han empañado los ojos cuando me marchaba, y a mi, mientras venía en el coche. Han estado también mis tíos y mis primos, y hemos merendado, nos hemos reido, hemos compartido. He recibido algunos mensajes al móvil que me han llegado al corazón, y he sentido el calor de quien sé que esta conmigo, a pesar de la distancia. Venía en el coche cantando una canción de la oreja de Van gogh. Tita hoy se ha relamido al comerse su latilla. Y ha salido un poco el sol. He compartido momentos con personas a las que quiero, y he soñado los momentos que están por llegar. Me he estremecido con algunas palabras, y he sentido un escalofrío en algunos momentos.
Para mi, esto es lo verdaderamente importante,hay cosas que no pueden pagarse con dinero, y hay cosas que no se podrían comprar nunca, porque entonces perderían su valor. Me quedo con mi mundo pequeño. Me quedo con lo sincero, con lo que sale de dentro de las personas,con lo que transmiten, con lo que llenan, con lo que aportan. Con lo que son, no con lo que tienen. No entiendo el mundo.Hoy podría rubricar una frase que cuando la escuché, se me quedó gabada dentro para siempre " lo esencial, es invisible a los ojos". Que verdad tan grande. Y que lástima, que haya ojos que no sepan verlo, porque están empeñados en contar billetes.

2 comentarios:

  1. Esa frase de "poderoso caballero es don dinero"aunque es muy utilizada y mui famosa,a mi no me gusta nada, la gente que la utiliza me da pena, es que no se dan cuenta que las cosas más importantes de la vida son precisamente las que no se pueden comprar por mucho dinero que tengas, como el amor, el cariño.....esas cosas sencillas y tan importantes en nuestras vidas.en fin,será que a mi me gusta ser humilde.Le doi mi voto a la humildaD. ¿TE APUNTAS NO? BESOS.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto! claro que si! Y me gusta descubrir personas que siguen votando por estas cosas,y por esta manera de vvivir la vida, que para mi si que es la mas importantes :-) asi que mil gracias por ese voto! :-)

    ResponderEliminar