lunes, 17 de mayo de 2010

MAÑANA




Recuerdo como si fuese hoy la primera vez que escuche esta canción. Iba de vuelta a Lugo desde Avila, un viaje largo de muchas horas de carretera, como tantos otros, en los que suelo aprovechar las vueltas del cuenta kilometros para quedarme a solas con mis pensamientos, para idear grandes o pequeños planes, para sentir ausencias, o para darle la bienvenida a nuevas emociones. Y en una parada en un area de servicio, mientras hacía un poco de tiempo, llegaron un grupo de chicos, estacionaron el coche, y se quedaron un rato parados, probablemente con la misma idea que yo de estirar un poco las piernas. Sonaba esta canción a traves de las ventanillas bajadas de su audi. Unos fitipaldis como yo. Y recuerdo estar apoyada sobre mi clio, viendo como se escondía el sol, y escuchándola.
Después, buceando en el youtube encontré el video, y me dejó flaseada. La sensación de libertad que se respira mientras el grupo toca en lo alto de un atico, con toda la ciudad a sus pies. Si podeis y vuestro ordenador no os juega la misma mala pasada que a mi, buscar el videoclip ofial, merece la pena. La misma sensación que había tenido yo cuando la oí con el coche aparcado y viendo atardecer. La misma música que me traslada a dos momentos diferentes, pero parecidos. Es una canción ideal para regalar, para compartir, para agarrar con fuerza el volante y devorar millas. Es una canción idonea para rescatar personas, y traerlas de vuelta. Es el mejor pasaje para empezar algo, o para recuperarlo. Es el mejor billete de ida y vuelta hacia todo lo que esta por venir.

Esta tarde he tenido yuxtaposición de momentos vitales.
Por un lado, he visto un video de cuando tenía dos años. Testimonio gráfico de una etapa de mi vida, y de personas muy importantes para mi, a las que rescato a traves del papel cliché. Aunque se que no me hace falta, porque de alguna manera siguen estando. Yo lo siento asi. Y reconozco que he llorado. Y no me averguenza decirlo. Se me han colado las emociones en un bolsillo y he vuelto a momentos de mi historia que me producen miles de sensaciones diferentes. Este ha sido mi momento " ayer" .
Por otro lado, un brinco de tita sobre mi persona, cuando trataba de cazar la sexta mosca de la tarde, me ha devuelto a mi momento " hoy" . Es lo que tiene el buen tiempo, que yo se de algun ser fitipaldi de cuatro patas y pelo blanco que se pone las botas, a costa de los insectos del planeta.
Y nada más encender el MP3, que me acompaña durante mis kilometros de pedaleo diario, ha sonado esta canción. Y me ha llevado a mi momento " mañana" . Y no por el titulo de la canción, sino porque me regala ilusión por todo lo que esta por venir. Momentos concretos, personas concretas. Sueños concretos. Mirar con una mezcla de ilusión e incertidumbre lo que puede llegar. Abrazar todo lo venidero sin miedo, y todo lo pasado con nostalgia y cariño. Como dice la letra, " siempre quedará mañana, la mañana de mañana" . Todos vamos escribiendo historias paralelas que en algun momento confluyen, se entrecuzan, se entrelazan y acaban caminando juntas. En la misma dirección. Como la carretera que veía ante mi, en ese atardecer en el que descubrí estos acordes.
Y es que ni tu, que estas leyendo esto, ni yo, que lo estoy escribiendo, sabemos lo que va a pasar mañana, todos vivimos con esa pequeña incertidumbre, que a veces, hasta produce algo de miedo. Pero merece la pena dejar la puerta abierta a muchos atardeceres, a muchos más pequeños-grandes momentos, a promesas, a experiencias, a latidos. A sonrisas y alguna que otra lágrima. A muchos más días de sol, y a muchos cafés calientes que acompañen tardes lluviosas. A sábanas revueltas al despertar. Y a nuevos guiños.A muchas grandes peliculas, y a algún que otro guión de desconsuelo. Nuevas historias, nuevas emociones, nuevas sensaciones. Nuevas sonrisas, e incluso nuevos dientes y nuevas experiencias para alguna pequeñita que está ahora mismo empezando a vivir, y para todos los que ya llevamos un tiempo en este viaje y que empezamos a vivir de nuevo cada día.
A lo mejor todo lo que no hemos conseguido hoy, podremos conseguirlo mañana. A lo mejor los recuerdos que se escondieron alguna vez, vienen de vuelta y nos rescatan de algun momento de soledad. A lo mejor lo mejor está por llegar. A lo mejor mirar hacia mañana, es la mejor manera de aprender a recordar con cariño el ayer. A lo mejor, y solo a lo mejor, mañana viene lleno de cosas buenas.Por eso merece la pena abrazar la vida, y sobre todo, dejar que nos abrace, ayer, hoy, y mañana.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartir tus emociones, sentimientos y pensamientos!!! Muchas gracias por compartir tu vida con nosotr@s!!! :)
    Y en alguna frase, tu amigo motero se verá reflejado.
    Un abrazo! Nos vemos en un rato . . . asuntos de trabajo. Gaby

    ResponderEliminar
  2. Asuntos de trabajo resueltos! jeje ( que mal se pone el calendario de guardias del verano eins?)
    El gusto es mio de poder compartir todas estas cosas que hay en mi, y saber que detrás de las letras me encuentro con todos y cada uno de vosotros :-)
    Hay pendiente una cenita por ahi!!! Esperaremos que mi amigo motero regrese de su experiencia irlandesa!
    BELI

    ResponderEliminar