martes, 15 de junio de 2010

CARTA A UN CHARRITO

Recuerdo como si fuese ayer, uno de los primeros momentos que compartí contigo. Cuando me colé en una clase de la facultad de derecho,una clase infumable de no me acuerdo que, y estabas sentado detrás nuestro. No se bien que pintaba yo en una clase de derecho con mi hermana, supongo que hacer la tontería, porque después me colé también en una clase de la facultad de químicas ( vamos, que iba a todas las clases posibles menos a las mías jajaj) Quien nos iba a decir a nosotras, ese día en fonseca, a mi hermana y a mi, que un poquito más adelante se entrelazarían nuestras historias, y llegarías a convertirte en mi "hermano mayor" .
Cuantos momentos compartidos! y los afectos, haciéndose cada día más sólidos, y las risas, las experiencias, y todas esas cosas buenas que hay dentro de ti y que nos regalas incansablemente desde hace tantos años. Siempre has estado ahí. Y no metafóricamente, sino día a día, paso a paso, y en cada momento difícil. Dispuesto a ayudar, a arrimar el hombro, a darnos ese punto de serenidad que muchas veces falta.
Sin darte cuenta, te has convertido en protagonista de nuestra historia, y ahora ya no sólo eres amigo, cuñado, marido, complice, padre y compañero, sino que también eres mi hermano mayor. Yo te siento asi y estoy encantada porque siempre me transmites cosas buenas. Con esa tranquilidad que te caracteriza y que regalas a raudales, aunque a veces la procesión vaya por dentro. Con esa manera de mirar la vida tan tuya y tan intransferible, que salpica pizcas de alegría, de serenidad y de buenos momentos que calan, y aunque tu no lo sepas, en muchos momentos son verdaderas lecciones. Porque llegaste a nuestra vida hace ya un montón de años, de la mano de mi hermana, y enriqueces esta trayectoria personal. Y das puntos de mira que a veces pueden hacer resquebrajarse viejos cimientos, que estaban mal construidos y dar pasos en otras perspectivas. Porque necesitábamos a alguién como tu, y tu nos das lo mejor de ti.
Sin darte cuenta estás consiguiendo grandes cosas, estás construyendo historias sobre cimientos sólidos, estas revolucionando viejos miedos y espantando algunos fantasmas. Estás colaborando en la tarea de normalizar parte de nuestra historia y estas dando nuevos pasos. También estás haciendo algo grande con tu vida aunque a veces te pase desapercibido. La sonrisa de tu pequeña al despertar, el cariño que te rodea, los afectos de las personas que hay a tu lado, el amor de tu vida que se despierta contigo cada día y camina a tu lado, los amigos, los compañeros, las sentencias y los papeles que se van resolviendo, tu lucha personal en el terreno laboral, dónde vas a encontrar tu espacio, sin importar la forma o la manera porque ya lo estás haciendo de manera silenciosa, y lo sabes hacer, cada paso que das en una nueva direccion, y los que estamos a tu lado, damos fe de que tu historia va dirigida a ser una gran historia personal, asi que no dudes en seguir siendo tu mismo y sigue caminando sin miedos. A pesar del desconcierto que por momentos, pueda colarse en algún rincón escondido.
Podría hacer una lista enorme de todos los momentos compartidos contigo, pero no tendría espacio en esta entrada. Y lo que es más importante, podría hacer un inventario de cosas buenas tuyas, pero prefiero que nos sigas sorprendiendo cada día con todas ellas. Asi que adelante, sigue siempre adelante! ( Y al próximo partido de la unión me apunto, que lo sepas!!!!! jajaj)

2 comentarios:

  1. Solo una palabra,........gracias.....eres la hermana que no tuve y que me hubiera gustado tener...... te quiero mucho hermanita.Charrito

    ResponderEliminar
  2. Y yo ti hermanito!! seguiremos guadando en los bolsillos moemntos increibles para compartir!

    ResponderEliminar