domingo, 13 de junio de 2010

SEGUNDA PARADA: AVILA

Y amenazando tormenta por estos lares. LLegué ayer después de un viaje largo, casi a las ocho de la tarde y con tita en otra dimensión, porque la veterinaria me dijo que le diese la mitad de las pastilla para el mareo, y creo que fue mucha dosis. Pobrecita. Hoy estoy acongojada porque me he encontrado con mi tío mientras daba un paseo por la feria del libro antiguo ( que por cierto está chachi, tendré que ir con más calma otro día) y me ha dicho que esta noche mi gatita vomitó, que no quiere comer ni salir al jardín, y que está tristona. Esta tarde voy a ir a casa de mi abuela a verla y la voy a llevar una latita de su comida preferida, a ver si se anima, pero se me ha caído el alma a los pies. La culpa la tienen trufa y el gato "verde" que están todo el rato detrás de ella y no me la dejan casi ni respirar. Y yo sufro si mi gatita sufre. Asi que asi estamos. Espero poder daros buenas noticias en la próxima entrada. Se que para muchos puede ser difícil de entender, pero para mi, tita es mucho mas que una gata. La quiero con locura.
Aparte de tita, que es mi toliña adorable, tengo una sensibilidad especial para la flora y la fauna mundial. El otro día mientras veía la procesión del corpus en ponteareas y miraba atónita como los que iban en la procesión pisaban las alfombras de flores, se me encogió el estómago, me dió muchisima pena que pisaran las flores! Un día vi como retiraban un gato atropellado de la carretera, y me saltaron las lágrimas. Lloro si veo sufrir a un animal. Y se me pone un nudo en el pecho cuando alguien les hace daño. Asi que saber que mi tita esta triste, me produce tristeza a mi, no lo puedo evitar. Estoy deseando que den mas o menos las cinco de la tarde y vuelva mi abuela de comer en casa de mis tíos, para ir a encontrarme con mi pequeña mascota.

Lo único que no me gustan son los insectos. Y no porque no me gusten sino porque me dan miedo. Ayer se me coló una polilla por la noche en la habitación y no podía dormir del susto pensando en la dichosa polilla. " las polillas van a la luz" me dijeron, y ahi estuve un buen rato encendiendo y apagando la luz de la mesilla para ver si la polilla salía de su escondrijo, pero nada. Era un polillón enorme. Al final opté por taparme con las sabanas hasta el último pelo de la cabeza, como si fuese la momia de tutankamon, para que la polilla no me encontrase si la daba por hacer puenting desde el cabecero de mi cama de madrugada. Y me dormí. Y esta mañana, no se como, me he encontrado el cadaver de una polilla en el suelo. A lo mejor lo del puenting fue cierto y se le olvidó la cuerda. Vaya usted a saber. Lo si que sé, es que es cierto, que la frase de " es incapaz de matar una mosca" a mi me viene al pelo. Porque después me veo llorando amargamente toda la tarde. No se de donde me viene este amor por los animales, desde bien pequeña. Que siempre quise estudiar biología hasta que me dió la tolada y me apunté a la facultad de medicina. Ahora muchas veces pienso que me hubiese gustado mucho más la veterinaria a la biología.

Por lo demás, días tranquilos de descanso en mi ciudad pequeña. Avila. Mi ciudad natal. Esta mañana después de desayunar salí con mi padre a dar una vuelta y a comprar los periódicos dominicales y el pan. Y me encantó el paseo. Me encantó colarme por las calles del centro histórico, dentro de la muralla, y caminar por "el rastro", la complicidad, la conversación y la cercanía. He comprado un montón de bolsas de pipas para regalar!( aqui las pipas son típicas y estan riquisimas!) . Ahora, en la hora de la siesta, estoy saturando la linea adsl de mi padre bajando pelis y música, porque mi conexión a internet es móvil y no llega para tanto.Y dentro de un ratito iré a tomarme un cafelito a alguna cafetería chula del centro en lo que llega mi abuela.
Y si, amenaza lluvia y frío. De ese que puede congelarte por dentro. No me gustan los días grises, pero mucho menos aun me gustan las personas grises. Que van por la vida como un ciclón destruyendo todo lo que hay a su paso. A mi me gusta la luz del sol. La claridad, el brillo, la transparencia. Las sonrisas con los ojos, la ingenuidad y la sensibilidad. Me gusta la sencillez. Y las personas buenas. Me entristecen las dobleces y las envidias gartuitas. Cree el ladrón que todos son de su condición. Tenemos la costumbre de mirar la vida bajo nuestros propios parametros,y por eso a mi no me caben en la cabeza las personas-temporal. Y asi me doy de galletas, y asi me las han dado por todos los lados.
Pero por suerte, hay muchos soles a mi alrededor. Y me llenan de luz. Y me encanta empaparme de su claridad, asi que desde aqui, gracias a todas esas lucecitas que me dais cada día miles de motivos para seguir mirando la vida con alegría!

No hay comentarios:

Publicar un comentario