jueves, 9 de septiembre de 2010

A RITMO DEL RUN-RUN





Me desperté esta mañana con esta canción en la cabeza y llevo parte del día tarareandola, mientras estaba en el super, mientras iba a buscar la quiniela semanal, mientras lavaba e coche y le-lo ( soy leista, que le voy a hacer jajaj) inundaba de fragancia de pino con el chorro a presión, y mientras abría de nuevo la puerta de casa, pensando en la pila de ropa que tengo esperandme para la sesión de plancha. Asi que creo que sin buscarlo ni pensarlo se ha convertido en la banda sonora de este día.

Estoy de vacaciones. Es mi tercer día de los nueve que tengo de descanso. Y aún no he tenido tiempo de parar un poco. Aunque ya he disfrutado de una de esas siestas conmanta y sin despertador que me molan tanto, y he ido a lavar el coche. Dos cosas indispensables cuando se esta de vacaciones. Tener unos dias libres y no pasar por las maquinas de lavado a presión es incompatible. Primeros días de vacaciones y chandal van de la mano jajajaj.
Asi que con el coche tan brillante que asusta mirarlo, y a la espera de que una bandada de mosquitos acaben con mi tarea de lmpieza, ahora me dispongo a casarme con la plancha durante un rato, esperando que llegue pronto el divorcio planchil exprés, claro.

El otro día, en el día uno de mis vacaciones, fui al quiromasajista. Muy bien. Me quitó la contractura que tenía en la espalda. O me devolvió mi espalda, visto de otra manera, porque ya llevaba días que en la parte trasera de mi cuerpo solo tenía una tabla que me hacía casi moverme en bloque. Los resquicios de las guardias del verano. Tres cuartos de hora en la camilla de masaje, boca abajo, con música un poco zen de fondo, y mientras te van desperezando los musculos uno a uno, esta genial. Hasta que Federico (el artifice de transformar mis ladrillos en musculos otra vez) me dijo "coge aire fuerte y sueltalo despacio". Esa es la frase maldita de mis sesiones de masaje porque ya se lo que me espera. Cuando estoy soltando el aire no se que movimiento hace que suena un "claaaaaaaaaaas" y derrepente ya vuelvo a tener musculos. Te quedas como nueva. Pero da mucha grima, todo hay que decirlo.

Asi que como ya vuelvo a tener todas las partes de mi cuerpo en su sitio, mañana me marcho de fin de semana! Una pequeña excursión para recuperar energías, desconectar un poco y perderme en paraisos secretos. De esos que me gustan a mi.
Tras algun pequeño susto estos días pasados y todo el estres acumulado todo vuelve a la normalidad. Me gustan los días de descanso, más que porque no tenga que trabajar ( que también claro,extraterrestre todavía no soy jajaj) sino porque puedes hacer casi las mismas cosas que los días normales pero con la mitad de prisa. Y yo odio las prisas! Es lo que tiene poseer el gen de la pereza innnata! Una mutación cromosomica que te despoja de toda hiperactividad, sobre todo matutina, y te hace vivir como en una nube hasta después de comer! jajaj Pero estoy en paz con mi naturaleza, asi que solo me dejo llevar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario