martes, 12 de octubre de 2010

PEQUERRECHI VA A LA VENDIMIA

Mi sobrinitia es única, y tiene un puntillo fitipaldi, que solo me da satisfacciones. Alli está tan contenta, con sus mofletes, con su sonrisa y su risa a carcajadas que te hacen vibrar por dentro y sentir una ternura y un sentimiento de protección que movería montañas si fuese necesario. Es una nña feliz. Y a mi me hace feliz.
Y ahora resulta que está tan contenta y tan pichi en la guardería, y que en lugar de llorar, añorar o dormir, se lo pasa pipa, la muy pilla.
Y el otro día tuvieron la jornada de la mini-vendimia, y todos los niños pisando uvas. No sé cual fueron las peripecias de pequerrechi en tal guisa, pero según su cuidadora hay fotos y documentos gráficos. Estaba acatarradilla, pero no me extrañaría que de ésta o en otras próximas aventuras, hiciese un mosto-mocosete porque la peque puede con todo. Mocos inclidos.

Es un sentimiento único. Indescriptible. La verdad es que sólo deseo que crezca feliz, que tenga una vida llena, mucho amor, mucho cariño y un hogar donde se sienta arropada, querida protegida y mimada. Y eso ya lo tiene, asi que para mi, esta aventura de pequerrechi no ha hecho más que empezar y ya me tiene loca.

Y el domingo vamos a su bautizo! y yo soy la madrina! bieeeeeeeeen! El otro día, que hice una escapada a Santiago porque tenía que ir a un curso, fuimos al corte inglés y le compramos el vestido, los zapatitos, y nos lo pasamos genial, ella la primera, que no hacía más que mirarlo todo, reirse y regalarnos chispas de ternura a todos.
Incluido un señor con cara de seto que semetió en el ascensor con nosotras. Mi pequerrechi que no paraba de mirarle, y no paró, hasta que consiguió que "don can" le hiciese una monería, y eso que parecía misión imposible porque daba toda la pinta de que el tipo en cuestión no desayunaba all-bran. Pues ahí estaba ella, después de tan ardua hazaña, sonriendo de oreja a oreja.

Y es que es imposible resistirse a semejante sonrisa, a esos ojazos azules, y a esos mofletes que te dan ganas de darla un bocado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario