domingo, 14 de noviembre de 2010

ACORDES OLVIDADOS

En uno de los dormitorios descansa, inmovil, majestuosa y solemne, mi vieja guitarra acustica. Cuantas horas he pasado en su compañia! Cuantos acordes me han hecho compañia en horas de soledad buscada o forzada. Cuantas veces me he arrancado por soleares y le he regalado timidamente a mi tita unos trozos de vida hechos musica.
Cuantas correrias vivimos mi guitarra y yo en los dias de la universidad. Cuantas tardes lluviosas he pasado acariciando su madera suave. Cuantas gamberradas nocturnas con amigas de la residencia, tuvieron como compañeras de viajes nuestras guitarras. Desde las clases de rondalla con don candido, pasando por los coros de las misas de mi colegio, continuando por las amigas de salamanca y nuestras aventuras acompasadas. La soledad de mi cuarto, y todas las canciones que quedan por regalar.

Me encanta la guitarra, me encanta su sonido, me gusta mi guitarra, y toda la parte de mi vida que lleva escondida en su clavijero.

Hoy os voy a regalar una de las melodias más bonitas que existen, interpretada por uno de los instrumentos mas apasionantes que existe. En tributo a esos acordes olvidados!





Y como todo hay que decirlo, jolin con los chinitos!! Han conseguido ponerme los pelos de punta!

2 comentarios:

  1. Eres realmente sorprendente doctora.

    Quiero una demostración de tus habilidades musicales cuando te haga una visita.

    Bicos mil.

    ResponderEliminar
  2. Gracias! por los acordes, los de los chinitos y los tuyos! Poder sacar algún acorde de una guitarra es, aún hoy, una materia pendiente para mí.
    Un abrazo. Gaby

    ResponderEliminar