miércoles, 8 de diciembre de 2010

YO, TAMBIEN



Tengo pendiente esta peli.Y no solo porque soy fan incondicional de Lola Dueñas ( una de mis actrices favoritas del panorama cinéfilo español) sino porque cuando vi el trailer, me quedé enganchada a su argumento, a sus imagenes, a los trozos de vida que transmite.

Un resumen del argumento: ( transcripción literal) " Daniel, un joven sevillano de treinta y cuatro años, es el primer europeo con sindrome de Down que ha obtenido un titulo universitario, y comienza su vida laboral en la administración pública, donde conoce a Laura, una compañera de trabajo. Ambos inician una relación de amistad, que pronto llama la atencion de su entorno laboral y familiar. Esta relacion se convierte en un problema para Laura, cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo, esta mujer solitaria que rechaza las normas, encontrara en él, la amistad y el amor, que nunca encontró a lo largo de su vida".


No me gusta el termino "discapacidad", mas bien lo aborrezco. Menos aun me gusta el termino " minusvalia". Este, lo detesto tambien con todo mi corazón.
" no capaz" o " Menos valia" ? Gran atrocidad.
Y a mi, que me gusta tanto jugar con el lenguaje, resulta que no me gustan las trampas emocionales, en las que nos meten las palabras en muchos momentos.

El mundo esta lleno de falsos triunfadores. Parece que son, los que tienen exito social, o laboral, o los que son mas guapos, mas ricos, mas "perfectos" ( importante el entrecomillado) son los que estan mas cerca de alcanzar la cima de la felicidad. Aqui, la primera trampa, y con la trampa, el engaño, y con el engaño, los contra-valores, que parecen que sostienen el mundo. Vaya absurda realidad.

Mi opinion personal, mi manera de mirar el mundo, y las personas, es que una persona solamente triunfa, cuando desarrolla todo su potencial y su valia personal al cien por cien. Su potencial personal. Cuando sonrie, cuando ama, cuando aporta algo de si mismo al mundo. Cuando está, con todo lo que es. Cuando VIVE, asi con mayusculas. El valor de una persona no viene dado por un gen de mas o de menos. No viene dado por una limitación fisica, o emocional. Mucho menos aun por un estatus economico, o por un fisico determinado. El valor de una persona es, en esencia, en si mismo. Valor que se multiplica cuando esta aderezado con unas gotas de ilusion, de entusiasmo, de sencillez, de armonia personal, de cosas y sentimientos buenos.
Y si no, estareis de acuerdo conmigo, en cuanta maldad y cuantas miserias humanas pueden estar disfrazados a veces, de absoluta " normalidad". Y por el contrario, cuantas grandes vidas, cuantos retos, cuantas almas nobles, sinceras y buenas, estan escondidas detras de lo que el diccionario define como " no normalidad".
Puestos a aborrecer, aborrezco incluso el termino " normalidad". Tendriamos que empezar, quizas, por corregir errores gramaticales, para poder eliminar prejuicios.

Bien, tendriamos todos entonces, que empezar a quitarnos mascaras, y unos cuantos gramos de hispocresia, porque todos, absolutamente todos somos " no capaces", en miles de aspectos cotidianos. Y todos, absolutamente TODOS, tenemos barreras y retos que superar todos los dias.

Si me quedo frente al espejo, si me quedo a solas conmigo misma, y si echo un vistazo interior a mi vida, sin miedo, me doy cuenta, de que la primera " no capaz", soy yo. En miles de detalles, en miles de motivos, en miles de razones, y en miles de sentimientos cotidianos. Si, yo, tambien soy una persona discapacitada para muchisismas cosas. Y quien no?

Jolin, tendriamos que esforzarnos por construir un mundo mas justo para todos, con igualdad de oportunidades, con igualdad de sueños, y sobre todo sin prejuicios. Yo apuesto por los valores que no entienden de genes, ni de rasgos, ni de fronteras, por los que no entienden de sexos, ni de colores.

Cada vez que veo el video de la peli, y no me canso de hacerlo, me devuelve una dosis extra de ternura. Cada vez que miro los rostros de todos aquellos que luchan en su dia a dia por la integración, me recorre un escalofrio, porque esa lucha por la integración, no tendría porque existir, si todos fuesemos capaces de miaranos frente a frente, y reconocer todas y cada una de nuestras debilidades personales. Si nos miraramos como iguales, si nos sintieramos como iguales. Si tiñeramos nuestro dia a dia con un poquito mas de humildad.

Me quito el sombrero ante todas esas vidas anonimas que luchan dia a dia por conseguir su felicidad personal. Me quito el sombrero por todos esos genes de mas, que se transformaron algun dia, en una ración doble de sencillez, de ternura, de sonrisas y de bondad. Me quito el sombrero por todo lo que tienen que enseñarnos y demostrar al mundo. Si, realmente, puede mas el corazón que la razón.

Y ya, sin sombrero, me animo a echar un vistazo a todas y cada una de mis discapacidades diarias, y a escribirme a fuego en el corazon: YO, TAMBIEN.

1 comentario:

  1. Un claro ejemplo de mujer triunfadora...TU, con tus defectos(que son pocos) y con tus virtudes(que son muchas).
    No cambies nunca!!!!.
    Un bico.

    ResponderEliminar