martes, 31 de mayo de 2011

QUE LE PASO A MI CARRO?

Como la canción de Manolo Escobar, pero con una pregunta un poco mas complicada.
Porque en estos momentos, sé donde estará mi carro ( en el aparcamiento ), pero no se que le pasó en los ultimos tres dias, que me temo que va a necesitar una buena sesion de pintura.
De vuelta de la guardia. Y tengo un grado de empanamiento mental considerable. Tan considerable como el rascazo que me hice en la defensa delantera del coche ayer, mientras trataba de maniobrar para aparcar, antes de ir a trabajar. Eso unido al arañazo-recorrido de una llave u objeto afilado, que apareció misteriosamente en uno de los laterales el otro día, me hizo empezar ayer la guardia jurando en arameo :-)

Mi hemisferio cerebral izquierdo, o derecho, o el del medio, vamos, que me da igual, el que se encarga de los asuntos mundanos, practicos, o banales, tiene varias máximas importantes:

1. Mi coche es sagrado. Me empeñaré en limpiarlo cuantas veces sea necesario, hasta que consiga el punto de brillantez idoneo. En realidad da igual cuan desordenado esté el cajón de los calcetines. Pero el coche no. Tiene que estar impecable. Y sobre todo las llantas. Lo mas bonito de un coche son las llantas. Asi que frotaré y frotaré hasta que las llantas limpiaré.

2. Cualquier pequeño desperfecto en " mi carro", precisa de reparación urgente. Asi que mañana me voy pitando al carrefour a por el spray ese quita rascazos. Porque puedo vivir en el punto justo de desorden mental y fisico, pero una rayada en el coche me duele a la vista.

3. Aviso para navegantes: Que se me cale el coche en plena ciudad, o en plena linea recta, es algo que viene incorporado en mi manual de instrucciones personal. Que al final siempre acabo por perder el punto del embrague. Pero no hay problema. Que no cunda el pánico. Mi coche y yo nos entendemos.

4.En la taquilla de mi sitio de trabajo SIEMPRE ha de haber una revista de mundo-motos. Y mas aun, si mi trabajo consiste en horas interminables de guardias. Una buena manera de pasar las noches de currela, es echándole un vistazo a todos los modelos, las marcas y las novedades de mis amigas " platonicas" : las motos.

( nota importante: tampoco puede faltar en la taquilla una bolsa de chuches)

5. Tengo una atracción innata hacia los controles rutinarios de la guardia civil. No se bien por qué, pero si van a acabar parando a alguien, hay un 99% de posibilidades de que seamos mi carro y yo. No pasa nada, la mayor parte de las veces me mandan seguir. A veces hasta aprovecho para preguntarles como se llega a los sitios.


Y poco más. A esto hay que sumarle que a pesar de mi mundo uni-neuronal, soy sensible, idealista, y tengo un puntito bohemio y aventurero que hacen una mezcla explosiva. Sagitaro de buena cepa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario