martes, 23 de octubre de 2012

LA SABIDURIA DE LAS RANAS

No nos damos cuenta. Y lo tenemos aqui al lado, aunque no sabemos mirarlo. A todos nos han hecho daño alguna vez, todos hemos vivido una traicion, un desconsuelo o un desamor. Todos nos hemos sentido heridos o lastimados, con o sin razon, con o sin motivos. Si, todos hemos llorado alguna vez. A todos nos han hecho llorar alguna vez. Y todos, como el resto de los seres vivos,hemos aprendido nuestro mecanismo de defensa ante las adversidades. Existen las " personas lobo" que son aquellas, que se lanzan a la yugular del que les ha herido, y se lo juegan a todo o nada, pueden sobrevivir al ataque, o salir lastimado para siempre. A veces hasta asustan. Tambien estan las " personas erizo" , aquellas que ven el peligro, y se enroscan sobre si mismas, pero se quedan hechas una bola de puas. Quizas no salgan tan lastimados del envite, pero pueden acabar haciendo daño a los demas a veces sin querer, a base de años de espinas, son los que no reaccionan en el momento, pero las guardan. Estan las " personas topo" ,aquellas que se esconden, y bueno, no corren peligro ninguno, pero tambien se pierden la luz del sol en muchas ocasiones por culpa de estar escondidos en su madriguera. Y por ultimo esta lo que yo llamo LA FILOSOFIA DE LAS RANAS. Para mi, la manera mas inteligente de mirar el mundo y enfrentarse a las adversidades, a las personas que tratan de hacerte la vida imposible, a los envidiosos, a los especialistas en meter el dedo en la llaga, a los que tiene doblez. Y aqui es donde empieza mi relato de hoy: Erase una vez una rana, muy pequeña, muy pequeña, tan pequeña, que no llamaba la atención entre la imensidad del bosque. Saltaba, cantaba, iba de riachuelo en riachuelo alegre, saltarina, inocente. Era una rana feliz. Y he aqui, que un día trataron de hacerla daño. Observo al enemigo, cautelosa, midio sus fuerzas, fue consciente de su tamaño. Podria haber dado tres saltos y haber desaparecido, pero no, era una rana valiente, decidio quedarse y exponerse, decidio vivir, no huir. El enemigo se acercaba cada vez mas y cuando ya lo tenia enfrente, sin moverse un milimetro del sitio donde estaba, puso en marcha su estrategia. Se hizo la muerta. Media vuelta, panza arriba y respirando despacio para no levantar sospechas. El enemigo quedo desconcertado. Estuvo un rato merodeando, y al ver que no tenia nada que hacer, decidio marcharse por donde habia venido. La rana salio ilesa del envite, y recupero su vida saltarina, alegre, y juguetona habiendo sido capaz de no huir a la vez que de no salir lastimada. Por eso la sabiduria de las ranas. Yo me he cansado de luchas innnecesarias. Yo no puedo evitar, programar o decidir las reacciones de los demas. No puedo controlar sus instintos ni sus motivaciones. En definitiva, no puedo evitar, como ninguno de nosotros, que haya alguien por ahi esperando a ponerte la pisada encima. Pero si que puedo dedicir que hacer en caso de ataque: huir? no, la vida es demasiado bonita como para pasarsela huyendo de cosas o personas que no merecen la pena. Ponerme un rosario de espinas? No, hay demasiadas cosas que merecen la pena como para correr el riesgo de terminar sin saber apreciarlas por culpa de heridas pasadas. Lanzarme a la yugular? No, corro el riesgo de salir herida en una lucha absurda. Lo mejor, lo ideal, lo mas inteligente: "hacerse la rana!!!!". Yo lo llevo haciendo mucho tiempo y a mi me funciona! Te enfrentas al enemigo, te haces la muerta, y despues recuperas tu vida con una normalidad pasmosa!!! Una cancion de bienvenida para recuperar este espacio, que ha estado dormitando durante muchos meses que han sido el descanso de la guerrera! Aqui estamos de nuevo con mi cancion talisman!